Calefacción para cultivos de interior

La calefacción es imprescindible en invierno para mantener una temperatura estable.

Normalmente la encendemos cuando las luces se apagan y empieza a bajar la temperatura de la sala de cultivo.

Un temperatura mínima de 18-20ºC es ideal para las plantas para que la diferencia entre día/noche no sea muy grande.

Mostrando 1–12 de 16 resultados

Ir arriba